Cargando Cargando

07 Microtendencias

  • Abre el Ojo
  • "Walkie Talkie"
  • Número 03 - 22 de diciembre de 2015
Rosa Moreno Laorga
  • Rosa Moreno Laorga

El esfuerzo de cuidarse por dentro y por fuera se asienta en la esfera del modernismo y no solo forzosamente en estas fechas de dosis extremas de azúcar y colesterol. Una tendencia nos acompaña desde los albores del invierno mientras los termómetros, sin tocar fondo, inician su desplome: hay que estar san@s, calentit@s y cómod@s sin dejar de lado las últimas recomendaciones fashionistas de Mrs. Moreno. Tomen nota.

 

 

1 Quinoa

Es una semilla, pero se compara con los cereales, y actualmente si no consumes quinoa compulsivamente, no llevas unas Stan Smith y no bebes cerveza artesanal no puedes aspirar al Olimpo del postureo. En San Francisco se encuentra Eatsa, un restaurante especializado en esta materia prima, y con otra peculiaridad, se paga en un iPad y no ves ni rastro de persona física. Quinoa y futurismo, menudo subidón. Este producto andino resulta ser percibido como la quintaesencia de la nutrición, tiene muchísimas vitaminas y minerales; además, es polivalente pues puede tomarse en desayuno, comida, merienda y cena. Por el ardor con el que hablan sus defensores, empiezo a sospechar que encierra en sí el secreto de la vida eterna. Yo, en un acto de micro-rebeldía ante el establishment hipster he decidido no probarla… de momento.

quinoa_AEO_microtendencias

 

2 Abrigo albornoz

Qué maravillosa sensación la de salir de un baño infinito, con sales, aceites, esencias… y lejos del mundanal ruido envolverte en tu reconfortante y cálido albornoz. Esto es más de película que de vida batallera y si no, que se lo digan a Julia Roberts en mi adorada Pretty Woman después del jacuzzy con el walkman. El caso es que este invierno la pasarela nos invita a revivir tan placentera sensación con abrigos amplios, sin botones y ceñidos por el clásico cinturón. Max Mara abandera la tendencia con su versión del paradigmático abrigo camel, tejidos con entidad, juego de volúmenes y sobre todo mucha, mucha comodidad.

abrigo max mara_AEO_microtendencias