Cargando Cargando

02 Hacer del mundo una caja de música

  • Abre el Ojo
  • "Design New Wave"
  • Número 02 - 21 de octubre de 2015
Annie Domínguez Tenreiro
  • Annie Domínguez Tenreiro

En la escena contemporánea del arte y con el auge de las nuevas tecnologías, nos encontramos con un panorama de continua experimentación e investigación acerca de nuevas posibilidades y formas artísticas. Una de ellas es la rama del sonido, que ha empezado a tomar presencia en el mundo creativo en los últimos años.

Los alumnos del Master of European Design Labs y del Master of Product Design Labs tuvieron la oportunidad de disfrutar del workshop Music Experience con el reconocido artista de sonido, diseñador y músico de electrónica Yuri Suzuki.

1 Yuri Suzuki

Yuri, nacido en Tokio en 1980, desarrolla su interés por la música y la tecnología y produce trabajos que exploran los dominios del sonido a través de piezas diseñadas con exquisitez. Su obra plantea cuestiones sobre la relación entre el sonido y las personas, observando cómo la música y el sonido afectan a la mente de las mismas.

Uno de sus proyectos más conocidos es OTOTO, un kit para hacer música, de forma fácil y divertida, con el que se crean sonidos de la nada. Con el kit electrónico puedes construir desde un piano hecho con vegetales hasta un teclado de papel de aluminio. Es un objeto que da rienda suelta a la imaginación, convirtiendo el mundo en una caja de música al alcance de la mano.

Con este mismo producto, el artista japonés asistió a los Masters of Design and Innovation y planteó a los estudiantes el reto de crear experiencias musicales. Los alumnos tuvieron que investigar y desarrollar conceptos interesantes haciendo uso de su imaginación y creatividad para construir sus propias cajas de música.

 

2 Workshop

El taller fue impartido con la idea de abrir la mente de los jóvenes creativos a las nuevas posibilidades que puede ofrecer el sonido y las nuevas tecnologías cuando se ponen en entredicho, lo que produjo inesperados resultados.

Los alumnos presentaron a compañeros y docentes los proyectos realizados, que jugaban con las propiedades de los materiales en uso, con la interacción humana sobre esos objetos e incluso con la interacción animal. Una serie de piezas artísticas muy creativas que, sin duda, cambiaron maneras de pensar y abrieron nuevas perspectivas de pensamiento en torno a experiencias de sonido.