Cargando Cargando

Morrissey, panceta y litros de cerveza. Food in progress III

Durante el fin de semana asistimos en Murcia al SOS 4.8, no-lugar -que diría Marc Augé- desde el que empezamos todos los años el Sopalmo Tour; este año con el aliciente de ver a Morrissey rodeado de tiendas de salchichas, hamburguesas y demás comida basura del festival.

1 de mayo de 2015 - Murcia SOS 4.8

Durante el fin de semana asistimos en Murcia al SOS 4.8, no-lugar -que diría Marc Augé- desde el que empezamos todos los años el Sopalmo Tour; este año con el aliciente de ver a Morrissey rodeado de tiendas de salchichas, hamburguesas y demás comida basura del festival.

SOS

Esta edición cuenta con grandes grupos del panorama nacional como las nuevas estrellas de hype, Hinds, banda de Madrid muy prometedora cuando escuchas sus canciones grabadas, pero malas como ellas solas en directo; fue una de esas veces que sientes vergüenza ajena por lo que está sucediendo en el escenario, por otra parte demasiado grande para ellas. Lo siguiente fueron Crudo Pimento, gran banda de la huerta murciana, recuerda ligeramente a una mezcla de Tom Waits y lo más crudo del blues del sur de los estates. Y después llegó la que debería haber sido la gran estrella de la noche, Morrissey, pero con sonido malísimo y un volumen muy bajo dejó a todo el mundo un poco frío, incluidos sus fans más acérrimos, eso sí, él estaba pletórico, sobre todo cuando puso todos sus visuales de mataderos y demás barbaries contra el género animal. Otra de las grandes bandas de la noche fue Palma Violets, conciertazo, no puedo decir más. Después Metronomy, más de lo mismo.

Y a esas horas, había llegado el momento de probar la comida del festival. Nos habían comentado Fara y Carla, amigas a las que no les gusta Morrissey pero sí la carne, que durante el concierto de Morrissey se prohibió la venta de hamburguesas. Así que tras el mismo decidimos resarcirnos y probar algo de carne. Empezamos (y terminamos) en el típico bar cuya barra es una parrilla inmensa, llena de chorizos criollos, panceta y carne asada de ternera, unido al maravilloso olor, mezcla de grasa y carbón, que se te impregna en la ropa y que siempre te lleva a lugares comunes de todos los festivales: cansancio, exceso de cerveza y hambre. En ese momento nos decidimos por dos bocadillos, uno de panceta y otro de criollo (consideramos excesivo ir a por el tercero), el pan por supuesto, la típica barra de toda la vida, más bien blanducha y sin gracia, pero es lo que hay, y rellena de una maravillosa panceta, gruesa, muy gruesa, 1 cm de carne y mucha grasa, con salsa chimi churri y mucha sal, qué decir tiene que esa es la mejor comida del mundo a esas horas en cualquier festival, revives por otras dos horas, y de postre nos comimos el bocata de chorizo criollo. La verdad es que no era necesario, pero había que hacerlo, anecdótico nada más.

Comida de festival - Sopalmo

Y con la barriga llena de cerveza, panceta y criollo llegamos a la gran sorpresa de la noche The Vaccines. Ofrecieron un conciertazo, consiguiendo poner, por fin, a todo el festival en modo fiesta; grandes canciones, gran actuación, fantástica elección del set lits, un gran cierre para un flojo primer día.

2 de mayo de 2015 - Murcia

Ni que decir tiene que al día siguiente tu mejor aliado es el Omeprazol, pero no se puede estar en Murcia y no probar las exquisiteces de la huerta y el mar de esta tierra. Así que tras unas marineras de rigor en el Cafeto (Café Bar Gran Vía), la barra del restaurante Salzillo nos fue ofreciendo maravilla tras maravilla, especialmente el premiado huevo trufado, espectacular al gusto y la vista. A partir de ahí cualquier cosa parecería poco, pero con un buen tomate de base y materia prima de calidad fueron cayendo más tapas hasta llegar a la tradicional leche frita con helado de turrón. Y siempre con el mejor servicio de esos camareros que te hacen sentirte en casa y no parar de comer. Sin duda, un sitio más que aconsejable, sobre todo en su barra, donde los precios son inmejorables.

Sazillo

2 de mayo de 2015 - Murcia SOS 4.8

SOS de sábado, llegamos como siempre a la zona VIP sobre las 9, donde caen los primeros minis de cerveza y las primeras conversaciones con todos los amigos, que han hecho de la zona VIP su casa durante dos días, los Nacho y Carolina, Fod y Sonia, etc... Musicalmente empezamos con Temples en el escenario grande, genial banda británica que reivindica la psicodelia de los años 70 y que bebe directamente de T.REX y Marc Bolan, dieron un gran concierto con los grandes clásicos de su primer y único disco, junto con algunos temas nuevos, no tan interesantes como los anteriores. Después a picar un poco de todos los escenarios, Glass animals muy bien, FM Belfast geniales en la zona VIP, por fin Lori Meyers en el escenario principal, una de las primeras bandas que aprovechó bien los visuales y que dieron un conciertazo, incluso a gente que no le gustaba acabó cantando sus canciones (¿verdad, Carla?).

Sopalmo

 

Y ya era hora de probar la comida otra vez, dándole una oportunidad al restaurante de la zona VIP: además de los típicos arroces murcianos, nos decidimos por todo un clásico, la hamburguesa, ya que prometía ser gourmet. Nada más lejos de la realidad, una decepción que solamente podría haber sido compensada con grasaza, como corresponde a un festival, pero nos esperaba The National, y había que escucharlos. Desde el principio conciertazo, lo dieron todo, sus grandes clásicos, mejores visuales, y entrega total por parte de la banda y público, no se puede pedir más... Y por último, a bailar con Digitalism.

Solamente quedaba intentar volver a casa, menos mal que había puestos de churros por el camino, con chocolate de verdad hecho con leche y no aguado; un salvavidas en estos casos.

Hasta el próximo año.

 

Puedes seguir nuestro tour en:

Suscríbete al Newsletter

Demuestra que no eres un robot.

Responsable: Istituto Europeo Di Design, S.L. B-80813959

Finalidad: La información recopilada en el sitio web únicamente será utilizada para las siguientes finalidades:

Tipo de información que recopilamos (Legitimación):

Recopilaremos los datos que se indican en el formulario, dicha información es necesaria para realizar las finalidades que se describen en el anterior apartado.

Destinatarios de tus datos:

Te informamos que a tu información accede el Istituto Europeo di Design, S.L. y las entidades del Grupo IED.

Derechos:

Tienes derecho a acceder, rectificar, cancelar y a oponerse a aquellos tratamientos que no desees, comunicándolo a: baja@madrid.ied.es, o cancelando tu suscripción desde los newsletters del IED

Si necesitas más información puedes consultarla aquí