Cargando Cargando

Giovanni Durbiano: Éticas de la intención

Raffaela Scarpa da a conocer el libro 'Etiche dell'intenzione. Ideologia e linguaggi nell'architettura italiana' (Éticas de la intención. Ideología y lenguajes en la arquitectura italiana) de Giovanni Durbiano, destacando el concepto de "autoría" como eje de la reconstrucción histórica.

Raffaela Scarpa da a conocer el libro Etiche dell’intenzione. Ideologia e linguaggi nell’architettura italiana (Éticas de la intención. Ideología y lenguajes en la arquitectura italiana) de Giovanni Durbiano, destacando el concepto de “autoría” como eje de la reconstrucción histórica.

Esta reseña de Raffaela Scarpa destaca el discurso historiográfico seguido por Giovanni Durbiano para presentar el tránsito a una nueva forma de concebir y hacer la arquitectura en Italia, que sirve para establecer un marco teórico general para el sistema del urbanismo y la arquitectura contemporáneas, junto con el pensamiento y derivas que han generado.

“Y Quaracchi no sospecha nada”

Raffaella Scarpa

“Y Quaracchi no sospecha nada” es la afirmación que –cuenta Fortini cambiando el nombre propio por un seudónimo– Montale habría anunciado a un hombre bien conocido de letras para representar ejemplarmente la cuota de mala fe inherente en el fondo de cada postura condescendiente. En esta época que ha saturado paradigmas, la ausencia de sospecha y la omisión de las perspectivas equivalen al gesto extremo de querer asegurarse a sí mismos fuera del tiempo.

En Etiche dell’intenzione. Ideologia e linguaggi nell’arquitectura italiana (Milán, Marinotti, 2014) Giovanni Durbiano actualiza esta condición trayendo a la luz de una vez por todas la complicidad cultural, gramaticalizada y resistente, entre autoría y arquitectura.
El discurso inicia a partir del reconocimiento de un evento histórico: a mitad de los años cincuenta los principios fundamentales del Movimiento Moderno fueron cuestionados drásticamente por una generación de arquitectos nacidos entre el final de los años veinte y la primera mitad de los treinta –los conocidos como “nuevos maestros”, según la definición vagamente desafiante de Bruno Zevi–, fundadores de un nuevo modo de hacer arquitectura: Aldo Rossi, Carlo Aymonino, Guido Canella, Roberto Gabetti, Vittorio Gregotti, Aimaro Isola, Luciano Semerani. Este es un paso que ya fue reconstruido y documentado por Durbiano en el volumen I Nuovi Maestri. Architetti tra politica e cultura nel dopoguerra (Venecia, Marsilio, 2000).

Los términos de la refundación señalan –nos dice Durbiano– al menos tres acciones: la emancipación de la arquitectura de los vínculos que la ataban a la estética y a los “lenguajes convencionalmente aprobados”; la voluntad de “construir según las propias narraciones y la propia legitimidad de acción”; la creación de un contexto operativo gracias al cual “el arquitecto dejaba de consagrar y formalizar las condiciones de un posible acuerdo social: la ciudad moderna; y volvía a nacer como productor de construcciones culturales y productor de representaciones simbólicas” (pp. 7-8).

Estas instancias programáticas emancipadoras se reformulan en el tiempo inscribiéndose con precisión en una categoría de referencia para el saber y la práctica arquitectónica hasta hoy mismo: la autoría. “Autoral es la naturaleza del confín simbólico que [los arquitectos] dibujan para definir el propio reconocimiento; autoral es –invariablemente– su producción proyectual y constructiva; autorales son los textos con los que construyen la propia fortuna académica e institucional” (p. 8).

A partir de este examen histórico y de la verificación del poder performativo del ‘ser autores’ se articula el análisis crítico de Etiche dell’intenzione, calibrado para sacudir a los Quaracchi de turno de su despreocupada seguridad. El espolón reside en esta serie de preguntas en torno a las que Durbiano invita a discutir: 1. el papel efectivo de la intencionalidad autoral como garante y homologador de resultados figurativos disímiles; 2. los límites del “egotismo lingüístico” que caracteriza la arquitectura italiana frente a los contextos internacionales; 3. los resultados disuasivos de la función autoral respecto a las condiciones necesarias para la formalización del acuerdo social; 4. la violenta discrasia entre autoría del sujeto que se proyecta a sí mismo en la práctica arquitectónica y la no-autoría del ambiente social y físico, y de los vínculos operativos de la proyectación; 5. la llamada al realismo como puro vocativo, estribillo jamás traducido en términos efectivos “en piedras, en realidad”, leído también a la luz de los nuevos realismos contemporáneos; 6. la universidad italiana –sus peculiaridades jerárquicas; el equilibrio inestable entre investigación científica, didáctica, libre profesión; establishment cultural– como garante de la autoría en arquitectura; 7. la difícil negociación, tanto en términos teóricos como relativos a la práctica profesional, entre la naturaleza artística y la naturaleza técnica de la disciplina; 8. la autenticidad de la ideología como móvil. El colector de las preguntas individuales es evidentemente político: ¿cuáles son los términos de la relación entre acción y efectos en la acción autoral?, ¿cuáles son las consecuencias en el mundo y en el tiempo de objetos producidos a partir de la absolutización de un estilo?, ¿cuál es la asunción de responsabilidad?, ¿puede “una obsesión individual sustituir el conocimiento de un saber crítico y operativo?” (p. 156).

En la itinerante llamada dirigida a los complacientes, Giovanni Durbiano muestra que no quiere resolver un pasaje de época con el fácil y manido instrumento del parricidio, sino que pone en marcha una jugada más compleja que prevé, en cambio, la inclusión y vuelve dialécticamente productiva la antítesis; como escribe Scott Fitzgerald en El hundimiento: “el banco de pruebas de una inteligencia superior es la capacidad de sostener simultáneamente dos ideas contrapuestas sin perder la capacidad de funcionar”.

A partir de un discurso calibrado de la arquitectura italiana, Etiche dell’intenzione nos lleva pues a una reflexión transversal, que incluso asimila saberes distantes, que en los últimos años han ayudado a la cristalización de teorías, métodos, perspectivas, reaccionando al estancamiento del “no sospechar nada”.

GIOVANNI DURBIANO
Etiche dell’intenzione. Ideologia e linguaggi nell’arquitectura italiana
Milán, Marinotti, 2014

Texto: Raffaela Scarpa, Directora del grupo de investigación Remedia. Lingua, medicina, malattia

Traducción: Pedro Medina

 

 

Suscríbete al Newsletter

Demuestra que no eres un robot.

Responsable: Istituto Europeo Di Design, S.L. B-80813959

Finalidad: La información recopilada en el sitio web únicamente será utilizada para las siguientes finalidades:

Tipo de información que recopilamos (Legitimación):

Recopilaremos los datos que se indican en el formulario, dicha información es necesaria para realizar las finalidades que se describen en el anterior apartado.

Destinatarios de tus datos:

Te informamos que a tu información accede el Istituto Europeo di Design, S.L. y las entidades del Grupo IED.

Derechos:

Tienes derecho a acceder, rectificar, cancelar y a oponerse a aquellos tratamientos que no desees, comunicándolo a: baja@madrid.ied.es, o cancelando tu suscripción desde los newsletters del IED

Si necesitas más información puedes consultarla aquí