Cargando Cargando

Antoine D’Agata // Círculo de Bellas Artes

Ponte los cascos.

 

La carne y el fuego

El interior de la voracidad, de la desesperación, de la ira es un hombre. Un hombre retorcido, empapado en heroína, sudor y sexo. Un pedazo de carne intentando llegar al clímax. Una sombra en la habitación. Unas sábanas sucias. Aquello que Francis Bacon quería pintar pero en carne y hueso. En luces y sombras. Sexo e hipodérmicas. Eso es Corpus, el proyecto a cargo de Antoine d’Agata (francés y miembro de Magnum) exhibido en el Círculo de Bellas Artes dentro de la sección Carta Blanca, comisariada por Alberto García Alix dentro de la programación de PHotoEspaña. Corpus es el fruto de más de 20 años de trabajo y el reflejo devuelto por un espejo roto en una habitación de mala muerte en Camboya empapada de vaho y apestando al humo que deja el caballo blanco al pasar al galope. Lo que ves aquí no es lo obsceno. Para d’Agata la desidia, el borreguismo y la estulticia de la masa y las mentiras con las que se alimenta.

Una instalación multimedia compuesta por fotografías (clavadas al muro en formato pequeño o gigante), texto, sonido y vídeo que es un vistazo agobiante (sí, y muy asfixiante), que funde su propia vida con la de otras compañeras que más bien parecen visitantes de otros mundos también. Emociones humanas tan pegadas a los huesos como el miedo, la violencia, la locura. Según afirma d’Agata: “no puedo fotografiar si no soy el actor total de las situaciones en las que estoy interfiriendo o he causado. La fotografía hace posible el desarrollo simultáneo de una visión del mundo y la experimentación”. Una narrativa que puede ser su manera particular de reaccionar ante la sociedad, dando presencia a lo que el considera “anticuerpos” contra la misma: aquello que se mueven en sus márgenes y explotan los excesos.

Los temas que trata Antoine d’Agata y la forma en que lo hace no son sencillos, amenos, escapistas… Pone su cuerpo (y los de sus compañeras) en uno de esos ganchos en los que los matarifes cuelgan los trozos despiezados de las vacas o los cerdos; sincroniza su cámara en un trípode y dispara para que veas todo el proceso. Para que no le pierdas de vista. A ver si te das cuenta.

Más info en este enlace.

Portada: Antoine d’Agata. Pnhom Penh 2009 © Antoine d’Agata
#PHotoEspaña2017

 

 

 

 

 

 

Suscríbete al Newsletter

Al pulsar “Enviar” acepto el “Aviso legal” y la “Política de privacidad”. * Campos obligatorios